Hoy en día, la tecnología avanza a pasos agigantados y es de vital importancia estar lo más actualizado posible para evitar los problemas que un hardware obsoleto puede ocasionar. Por ello es necesario estar renovando constantemente los equipos informáticos y, sobre todo, es necesario renovar los servidores, por ser donde se almacena la información más sensible.

Motivos para renovar los ordenadores y servidores

Existen multitud de razones para ello, vamos a conocerlas:

Riesgos de seguridad

En las empresas, la seguridad es uno de los aspectos de mayor importancia que hay que tener en cuenta a la hora de proteger la información. Los hackers tienen cada vez más medios y más conocimientos de cómo robar información sensible. Ante un robo de información se podrían recibir multas de la AEPD.

Un hardware anticuado les favorece mucho en esta tarea y, además, no hay que olvidar que las garantías no son eternas y que es posible que ante un problema no tengamos el soporte adecuado para poder solucionarlo rápidamente.

Hardware desactualizado y lento

Los trabajadores se sienten frustrados cuando las herramientas que se les ofrecen provocan que su trabajo se vea ralentizado, por lo que, además, no consiguen alcanzar los objetivos marcados.

Este bajo rendimiento de los empleados puede conseguir minar toda la productividad y la eficiencia de las aplicaciones más críticas de todo el negocio.

A todo esto hay que añadir la cantidad de horas que serán necesarias para que los administradores analicen cualquier posible problema que pueda ocurrir y en poder solucionarlo.

Efectividad

Ligado al estado del hardware utilizado se encuentran los problemas en los sistemas. Un hardware obsoleto puede ocasionar de una forma más frecuente caídas en los sistemas, con la correspondiente pérdida de horas de trabajo de los empleados y, lo que puede ser aún peor, la pérdida de información que puede no ser recuperable.

Renovar los servidores reduce la posibilidad de sufrir este problema, consiguiendo que el trabajo que se realice no se pierda.

Incapacidad para crecer

A mayor número de empleados que utilizan los sistemas es lógico que estos sistemas se ralenticen provocando que sea cada vez más lento acceder a la información.

Aunque existan cada vez más servicios de almacenamiento de información en la nube, la información más sensible que se posee siempre se preferirá tenerla en un almacenamiento privado. Esta información no para de crecer día tras día y es fácil olvidarse de su mantenimiento mientras no existan problemas de espacio o de rendimiento.

Pero hay que tener en cuenta que la capacidad de almacenamiento es cada vez más importante y es preferible adelantarse al problema y ampliar el espacio antes de que llegue a su capacidad máxima, se gana tiempo y dinero con la anticipación.

Mala imagen

Las empresas viven principalmente de la imagen que dan a sus clientes. Una empresa que posee equipos informáticos obsoletos para que sus empleados realicen su actividad o, peor aún, servidores obsoletos donde se almacena la información sensible, puede dar una mala imagen a sus posibles clientes.

En definitiva, por una cuestión de interés propio (evitar problemas, mejorar para el futuro, dar buena imagen) renovar los servidores y ordenadores es fundamental.