El responsable de TI de cualquier empresa ha de enfrentarse a distintos proyectos en los que ha de confirmar su conocimiento sobre la materia. Los siguientes consejos para un proyecto ayudarán a este profesional a conseguir el éxito sin demasiado esfuerzo.

Consejos para un proyecto

El trabajo del cliente. En demasiadas ocasiones se subestima el tiempo necesario para entregar los datos correspondientes. La labor del gestor es titánica y en un alto porcentaje de las ocasiones se tarda mucho más de lo previsto. Para evitar este problema es conveniente contar con un proveedor de datos que certifique la cantidad de tiempo que tardará en hacer su labor.

En muchas ocasiones, es necesario contar con el apoyo de una consultoría que ayude a terminar el trabajo en menos tiempo. Este aspecto es de vital importancia para evitar retrasos o problemas en la finalización de los proyectos. Lo mejor es coordinar con el cliente todos los pasos a dar para evitar esfuerzos innecesarios y sorpresas en la factura final.

Informar a los empleados. Los trabajadores deben conocer, desde el principio, todas las características del proyecto. Es conveniente que conozcan los posibles problemas que pueden encontrarse, así como cuál es el objetivo final. Es posible utilizar la intranet, la hora del café o cualquier momento para lograr exponer, con todo lujo de detalles, todos los requisitos del pedido.

Además, los clientes parecen más dispuestos a preguntar cualquier duda de forma natural que a esperar a que sea la empresa la que establezca una conversación sobre su pedido.

La correcta elección del proveedor TI. Aunque todos parecen idénticos, no es así. Existen proveedores especializados en sectores específicos del mercado que son, precisamente, los que mejores resultados aportan. Aparte de la especialización, se recomienda escoger a empresas con amplia experiencia que sean capaces de garantizar el tiempo de entrega con antelación. Es imprescindible contar con el apoyo de especialistas en la materia para que su trabajo esté a la altura de las circunstancias.

El encargado de TI de una compañía también ha de ser una persona creativa que sea capaz de gestionar problemas de manera sencilla y eficiente. El equilibrio entre el manejo de la tecnología y el del equipo de trabajadores ha de ser siempre la base de su actividad laboral. Su carácter ha de ayudar al resto de trabajadores a afrontar cualquier proyecto con ilusión y con enorme efectividad.

De hecho, como venimos explicando, cada proyecto ha de convertirse en una actividad lo más amena posible que permita a los empleados poner en valor sus virtudes y sacar lo mejor de sí mismos en todo momento. Siguiendo los consejos para un proyecto arriba glosados, alcanzar los objetivos y conseguir mejorar la reputación de la empresa se convertirán en las consecuencias directas de un trabajo bien hecho.